4 min

Proyectos de Rehabilitación Energética: Un Gran Problema de Salud

PROYECTOS DE REHABILITACIÓN ENERGÉTICA: UN GRAN PROBLEMA DE SALUD
PROYECTOS DE REHABILITACIÓN ENERGÉTICA: UN GRAN PROBLEMA DE SALUD

En el contexto actual de cambio climático y aumento del teletrabajo, los proyectos de rehabilitación energética emergen no solo como una estrategia esencial para la sostenibilidad ambiental, sino también como un imperativo de salud pública. La relación entre las condiciones de vida y la salud física y mental de las personas es un área de creciente preocupación y estudio, especialmente en la industria de la construcción, donde la implementación de viviendas saludables se convierte en una necesidad urgente.

Viviendas Saludables: Más que un Techo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define una vivienda saludable como aquella que soporta el bienestar de sus ocupantes. Entre los criterios clave se incluyen la accesibilidad, seguridad, adecuado espacio para prevenir el hacinamiento, y, crucialmente, la regulación de la temperatura y el aislamiento adecuado. En regiones de climas templados o fríos, mantener una temperatura interior de al menos 18°C es vital para la salud durante los meses más fríos, mientras que la protección contra el calor excesivo cobra igual importancia en el contexto del calentamiento global.

Las estadísticas revelan una realidad alarmante: las malas condiciones de vivienda están detrás de aproximadamente 130,000 muertes anuales en Europa, según la OMS. Este dato subraya la magnitud del problema y la necesidad de acciones concretas en el sector de la construcción y la rehabilitación energética.

 

 

Image

 

Renovación - Las consecuencias de una vivienda inadecuada

La vivienda puede afectar a la salud física de muchas maneras. Combinada con la falta de ventilación y el mal aislamiento, la humedad excesiva genera moho, que puede desencadenar enfermedades respiratorias y agravar el asma. Cruzando estudios de Estados Unidos, Canadá y varios países europeos, la OMS informó en 2009 de que casi el 20% de los edificios de estos territorios presentan signos de moho.

 

Image

 

Las temperaturas extremas -tanto el frío como el calor- y un mal aislamiento pueden provocar enfermedades cardiovasculares. En el Reino Unido, un estudio demostró la influencia de las características de la vivienda en el exceso de mortalidad invernal. Las elecciones previas en términos de equipamiento también pueden tener consecuencias.

Impacto Directo en la Salud: El Efecto de una Vivienda Inadecuada

Los efectos de vivir en condiciones inadecuadas van desde enfermedades respiratorias causadas por la humedad y el moho, hasta problemas cardiovasculares derivados de la exposición a temperaturas extremas y mal aislamiento. Un estudio en el Reino Unido vinculó directamente las características de la vivienda con un exceso de mortalidad invernal, evidenciando cómo la calidad del hogar puede influir directamente en la salud de sus habitantes.

El incremento del trabajo a distancia ha intensificado la necesidad de adaptar los hogares no solo para la comodidad sino también para el bienestar y la eficiencia laboral. La demanda de calefacción en invierno y de condiciones frescas en verano, junto con la necesidad de luz natural y aislamiento acústico, se han convertido en aspectos críticos para una vivienda saludable y funcional.

Rehabilitación Energética: Beneficios a Largo Plazo

La renovación de viviendas no solo presenta beneficios inmediatos en términos de confort y salud, sino que también contribuye significativamente a la mitigación del cambio climático y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Un estudio francés demostró que la rehabilitación de 600,000 viviendas inadecuadas podría amortizarse en menos de quince años, gracias al ahorro en costos sanitarios resultante de mejorar las condiciones de vivienda.

La previsión de un aumento significativo en la población urbana para 2050 pone de relieve la urgencia de adoptar estrategias de rehabilitación energética a gran escala. No solo por el impacto ambiental, sino por el bienestar y la salud de las poblaciones. La inversión en la calidad de las viviendas se traduce en mejoras tangibles en la salud pública, evidenciando que la rehabilitación energética es una de las intervenciones más efectivas y necesarias en la actualidad.

 

Image