3 min

Impulsando la Sostenibilidad: Cómo Incorporar Energías Renovables en tu Hogar

Energías Renovables en tu Hogar
Energías Renovables en tu Hogar

Saber aprovechar las fuentes de energías renovables a nuestro favor es sumamente importante y aún más cuando se trata de energías poco convencionales.

En Saint-Gobain nos preocupamos por el máximo aprovechamiento de las energías y el buen funcionamiento de las mismas, para lograr un ambiente sostenible. Es por eso que te compartimos 6 hábitos que puedes implementar en tu hogar para contribuir con el uso de las energías renovables no convencionales, toma nota.

  1. Instalación de paneles solares

Obtener la energía del sol para alimentar todos los aparatos que requieran energía en tu hogar podría resultar al principio un gasto excesivo, pero si contemplas este gasto a largo plazo, descubrirás que existe una disminución económica y una excelente contribución al medio ambiente.

  1. Aprovecha la luz y crea espacios confortables en tu hogar

Puedes disminuir el uso de la electricidad aprovechando la entrada de luz natural a través de ventanas y ventanales. Aprovecha al máximo el paso de los rayos del sol para obtener mayor luminosidad en tus espacios.

  1. Coloca calentadores solares

Un calentador solar puede ahorrarte hasta un 80% de tu consumo de gas, es fácil de instalar y muy resistente, además su vida útil es más larga que la de los calentadores comunes.

  1. Implementa un sistema de recolección de agua de lluvia

El agua de lluvia es un recurso gratuito que puedes aprovechar en actividades como riego de jardines, uso en sanitarios o la limpieza de tu hogar.

Colocar este sistema en tu hogar puede contribuir en el ahorro de hasta un 15% diario del agua que consumes normalmente.

  1. AUso de la energía mini eólica

El viento es otra de las fuentes de energía de la naturaleza que podemos utilizar a nuestro favor en el hogar. Puedes adquirir un pequeño aerogenerador doméstico y colocarlo en un pequeño soporte sobre tu techo, este te permitirá generar energía eléctrica para alimentar tu vivienda.

  1. Caldera de biomasa

Aprovecha los recursos que tienes a tu alcance y que no habías considerado, como los pallets, cascaras de frutos secos, residuos forestales, entre otros, son ideales para convertirse en combustible para la caldera de biomasa.

La materia orgánica puede calentar agua o funcionar como calefacción y reducir notablemente los gastos de luz y gas. 

Las fuentes de energía renovables se encuentran a nuestro alrededor, solo es cuestión de saberlas implementar a nuestro favor. ¿Qué te parecen nuestras propuestas?